________________________ Casilleros EVC ________________________

Se instalan generalmente en Iglesias, tanto en la Capital como en el interior del País, en donde los fieles encontraran  temas de suma importancia y actualidad, para saber “dar razón de su Fe”. Son generalmente atendidos tanto por apóstoles laicos, en comunicación con la Dirección Central de la Obra EVC.

Atender un Casillero EVC es sin duda una de las formas más sencillas y eficaces de ejercer el apostolado, es la mejor de las Obras de Misericordia que podemos hacer en provecho de nuestro prójimo: ayudarlo en su Instrucción Religiosa.

Cómo se instala un Casillero EVC.

 

Para instalar un Casillero EVC en la Ciudad de México y zona conurbada, basta solicitarlo a la Dirección Central, mismo que será instalado y atendido directamente por nosotros.

Para instalar un Casillero EVC en el Interior del País.

 

Lo primero es que haya una persona interesada, un verdadero apóstol, en la instalación y atención de este Casillero EVC, para lo que desde luego es necesario obtener permiso y el apoyo del Sacerdote encargado de la Iglesia que se ha elegido, pues por experiencia sabemos que nada como la autorizada voz del Sacerdote, puede animar a los fieles a aprovechar estos medios de Instrucción Religiosa; por lo general se instalan cerca de alguna puerta, procurando que tengan buena luz, con el fin de facilitar que los fieles puedan detenerse a ver la exhibición, y adquirir los folletos, sin distraer ni entorpecer la salida de los fieles.

Los Casilleros EVC constan de dos partes: tablero y pie, siendo éste último opcional porque el tablero puede ser colgado de la pared con alcayatas en el lugar más conveniente; actualmente su costo es de $2,700.00 el tablero y $800.00 el pie, (TOTAL = $3,500.00) más gastos de envío, el que se hará por el transporte más conveniente.

Dotaciones de Folletos.

 

La Dirección Central surte dotaciones de todos los folletos que tenemos actualmente en existencia por triplicado o quintuplicado, por supuesto pueden surtirse pedidos especiales 
A las Personas que atienden un Casillero EVC les hacemos un descuento del 30% que cubre las posibles pérdidas, dejando algunas veces, una pequeña utilidad, por lo que no generalmente no son una carga económica para quien los atiende.

No tenemos palabras para enaltecer este apostolado, pues su efectividad es incuestionable.

Un “puesto” de Folletos EVC.

 

Cuando hay dificultades y pérdidas extraordinarias, varios de nuestros colaboradores han optado por poner en el lugar que creen más conveniente, un “puesto” o sea, una mesita exhibiendo los folletos EVC, con muy buenos resultados y sin ninguna pérdida, teniendo además, la ventaja de lograr contacto directo con los fieles, y la posibilidad de promover la difusión de los Folletos más adecuados a las necesidades de la región.

Una opción más.

 

Con la aprobación de su Párroco y en colaboración en la tarea de la evangelización, se puede hacer la venta de Folletos EVC de casa en casa.