Folleto EVC 315
¿Se puede ser Católico y Masón?

 

Está de moda hablar de “apertura” o “tolerancia” para superar los fundamentalismos que siempre han sido fatales. Pero el Papa Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud habida en Sydney, Australia, dijo las siguientes palabras:

“Hay también algo de siniestro que brota del hecho de que la libertad y la tolerancia están francamente separadas de la verdad. Esto está fomentado por la idea, hoy muy difundida, de que no hay una verdad absoluta que guíe nuestras vidas. El relativismo da en la práctica valor a todo indiscriminadamente".

Por desgracia, eso es precisamente una de las bases de la Masonería: “La francmasonería debe ser considerada como un movimiento que se esfuerza por reunir a los hombres cuyas disposiciones se hallan dominadas por el relativismo”, afirmaron Eugen Lenhoff y Oscar Posner.

Así, por ejemplo, al referirse a Dios como: “El Gran Arquitecto del Universo”, dejan una idea vaga, algo neutro e indefinido, que cada quien puede interpretar a su manera. La tolerancia de los Masones se deriva del equivocado concepto que tienen de la verdad.

Aparte de las irreconciliables discrepancias ideológicas con la Fe de la Iglesia, en nuestra Patria, paradójicamente, han sido totalmente intolerantes con la Iglesia, a la cual han perseguido con leyes jacobinas y aún con el conflicto armado llamado “La Guerra Cristera” que ensangrentó muchos Estados.

La conclusión es evidente: no se puede ser Católico militando en la Masonería.

Comprar todos los Folletos del tema " APOLOGÉTICA "